miércoles, 22 de abril de 2015

Aro Tolbukhin: en la mente del asesino (Agustí Villaronga, 2002)

La infancia de Aro nos desvela sus motivaciones y obsesiones

La historia de Aro Tolbukhin sorprende por lo abrupto de su comienzo: cuando por medio de un incendio calcina a unos misioneros en Guatemala y posteriormente hace sus confesiones ante el entrevistador, no puede más que inspirar rechazo y despertar una mórbida curiosidad. Avanza el metraje y descubriremos perfiles desconocidos del asesino.

La impronta documentalista del film, que hace que no podamos discernir tomas simuladas de tomas verídicas; los continuos cambios de formato, incluyendo el vídeo doméstico, no hacen sino desconcertar e incomodar, y más de uno se pregunta si para visionar “esto” ha entrado a una sala de cine. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada