Blog cinéfilo de David G. Panadero

Cine de los 70, género negro, terror, fantástico europeo... Y muy pocas comedias románticas. ¡Qué le vamos a hacer!

En el videoclub de Fernando, en Vallecas.
c/ Carlos Martín Álvarez
Foto: César Seco
Empecé a escribir sobre cine en el pasado siglo, a principios de los 90. Al principio en fanzines como Cólico Miserere (el que hacíamos varios amigos en la universidad), después en Ad Astra, esa maravilla que coordinaba Armando Boix, y si la memoria no me engaña, se distribuía por correo postal en disquetes. Más adelante llegó la revista Stalker (Gigamesh), en la que colaboré con mucha implicación. No tardaron en llegar varios libros sobre cine.

Mi primer libro fue Dark City. Mientras la ciudad duerme (Midons, 2000), al que siguieron dos escritos al alimón con Miguel A. Parra: Ed Wood. Platillos volantes y jerseys de angora (T&B, 2005) y Tim Burton. Diario de un soñador (Jaguar, 2005). También he participado en libros colectivos sobre varios temas: serie B americana, cine fantástico español... Incluso probé suerte con la autoedición Terror en píldoras. Las películas episódicas de terror (Kelton & Prótesis, 2010)— y los resultados no fueron malos. Mi último libro es No me cuentes películas (Diábolo, 2015) y en él analizo el impacto que han tenido los formatos domésticos, del VHS a las plataformas digitales, pasando por el DVD y el Blu-Ray, en la industria, la cinefilia y la propia narrativa.


por un puñado de lectores


A día de hoy soy profesor de Técnicas Narrativas en CEV (escuela superior de Comunicación, Imagen y Sonido), he organizado muchos actos culturales y masterclasses y suelo coordinar cineforums en eventos como Castelló Negre. Soy inquieto y no paro de adelantar iniciativas, aunque en la crítica de cine no siempre he sido constante. Al no ser mi actividad principal, se la han llevado por delante mil y un compromisos laborales. También se ha resentido por la aparición de nuevas temáticas sobre las que escribir. Además, la paulatina dificultad de seguir haciendo crítica de forma remunerada también ha hecho mella en mi escritura, pero mi cinefilia, lejos de contenerse, ha ido a más.

Abro este blog para dejar constancia de lo que veo, de lo que me impacta, aunque ningún editor que no sea yo mismo arriesgue por estos contenidos, aunque no interesen más que a un puñado de lectores o aunque acabe, como es habitual, predicando al converso. En este blog quiero fijar en el recuerdo esos títulos que lo merecen, para analizarlos, aunque sea a vuela pluma, y tenerlos presentes. Si además os interesa, habrá valido la pena.

Podría escribir los títulos de mis diez películas favoritas pero no lo haré. Porque la semana que viene, o el mes que viene, acabaría borrando la lista y escribiendo una nueva. Pienso que para disfrutar del buen cine hay que ver mucho y muy variado, pero me mojaré: seguro que aquí encontraréis mucho cine de los 70, mucho género negro, terror, fantástico europeo... Y muy pocas comedias románticas. ¡Qué le vamos a hacer! Somos así de serios...

Foto: César Seco

No hay comentarios:

Publicar un comentario